Test de drogas | At home drug test | Centro de Desintoxicación
buscar
Español flagInglés flag






rellotge



3 grandes retos para el nuevo Alcalde

Las reubicaciones no se concretan

El cantón registra 27 zonas de riesgo

Teresa Lituma, de 51 años, muestra los resquebrajamientos de su casa, ubicada en la ciudadela Los Trigales Altos (en el norte de Cuenca).

Los hundimientos, filtraciones de agua y fisuras en las paredes hicieron que 13 de sus 102 vecinos abandonen las viviendas desde hace nueve años. Otros siete moradores fueron reubicados en la parroquia Ricaurte, porque sus casas también están en peligro.

Lituma dice que les ofrecieron reubicarlos, pero aún no se concreta. Ella está segura de que no lo harán. “Vivir en Los Trigales es un riesgo, pero no hay otra opción”, comenta Alvarita Merino, quien arrienda una casa en la zona desde hace ocho años.

En 2004 señalaron con una cruz 30 inmuebles, para identificar los que tenían fisuras graves. Merino informa que, en la actualidad, por lo menos un 70% de las 102 viviendas registra afectaciones en sus estructuras.

Los Trigales es una de las 27 zonas vulnerables del cantón, de acuerdo con un estudio de la Unidad Provincial de Gestión de Riesgos del Azuay.

Según Enrique García, director de la Red Sísmica del Austro en Cuenca, las 27 zonas críticas están asentadas sobre una formación geológica conocida como margas. Así se llama a los sitios en donde los materiales del suelo no son sólidos y están compuestos por rocas arcillosas.

Esto fue confirmado por un estudio realizado por el proyecto de Prevención de Desastres Naturales en la Cuenca del Paute (Precupa), realizado en 1998.

En el mapa de las zonas de alto riesgo constan Baños, Guzho, Turi, Santa Marianita de El Vergel, Rayoloma, Paccha, Los Naranjos, Nulti, Ricaurte, Llacao, Sinincay, Las Orquídeas, Los Trigales… Estos sectores forman un cinturón de áreas vulnerables, no aptas para la construcción.

En Nulti, en el norte de Cuenca, un sismo activó una falla en noviembre de 2007. Allí, más de 15 casas se destruyeron total o parcialmente, por un hundimiento de la montaña. Eso causó un desnivel de casi dos metros.

José Pacurucu, dueño de una vivienda que se desmoronó parcialmente, señala otros factores que influyeron en la reactivación de la falla en referencia. Entre ellos se destacan el taponamiento de quebradas, saturación de aguas subterráneas, edificaciones en laderas y en rellenos.

Para evitar nuevos asentamientos en las zonas de riesgo, el Municipio promueve una campaña de concienciación. Según Hernán Pinos, morador de Los Trigales Altos, esta campaña no llegó a la zona, pese a las afectaciones. Él dice que en el Gobierno de Lucio Gutiérrez recibieron recursos para solucionar este problema, pero “ya pasan dos alcaldes y no hay solución”.

Las alternativas aún se debaten

La congestión vehicular es muy común

El caos vehicular se agrava en el Centro Histórico de Cuenca. En esta zona, con un gesto de enojo en su rostro, Eugenia Beltrán dio un golpe al volante de su vehículo y pidió que los otros conductores circulen.

Ella estaba en la calle Presidente Borrero e intentaba girar hacia la Gran Colombia. Eran las 17:00 del lunes pasado y a esa hora el tránsito en el centro de la ciudad se complicó. Por lo general, el atascamiento dura más de una hora. Lo mismo ocurre de 08:00 a 09:00 y al mediodía.

“Esperé 15 minutos para recorrer una cuadra, desde la calle Sangurima hasta la Gran Colombia. La circulación por el centro se complica cada día más”, dijo.

Siguió impaciente hasta que una policía le dio paso. Por fin llegó a la Gran Colombia. En esta calle continuó con la espera, porque el tránsito se trabó más.

Para Gerardo Fernández, dueño de un automóvil, resolver ese problema es urgente. “La congestión es preocupante. El parque automotor crece aceleradamente y no hay soluciones”.

Él circula a diario por la avenida Solano, en el centro sur de la ciudad. Contó que debe salir una hora antes de su casa para llegar a su trabajo, en la avenida Héroes de Verdeloma, en la zona norte.

“Me cruzo casi toda la ciudad. A las 08:00, el tránsito es insoportable”. Una de las alternativas planteadas por el Cabildo fue reducir el número de buses que circulan por el centro.

Así, a finales de 2006 se redujo de 663 a 475 unidades, en las siete cooperativas de transporte. Todas las frecuencias atraviesan por el Centro Histórico.

Otras zonas de congestión en horas pico son las intersecciones de las avenidas Solano y 12 de Abril y De las Américas y 3 de Noviembre. También el sector de Milchichic, estadio Alejandro Serrano y Parque Industrial.

De acuerdo con estudios realizados por el Municipio cuencano, el transporte público moviliza al 75% de la población. Un 20% viaja en vehículos particulares y el 5% se desplaza en motos, bicicletas y a pie.

Según Diego Astudillo, director de la Unidad Municipal de Transporte, se piensa en alternativas para los problemas de tránsito. Una de ellas es implementar el sistema de pico y placa.

Con esta disposición, los vehículos que tengan numeración par o impar en sus placas tendrán restricciones para ingresar en el centro de la ciudad. El funcionario aseguró que la estrategia se aplicará, máximo, en dos años.

Fabián Villavicencio, analista de Sistemas, cree que la medida del pico y placa no es beneficiosa para quienes se movilizan por trabajo. “Tengo clientes en toda la ciudad y no podría dejar un día mi vehículo”. Para él, la opción es mejorar el transporte público.

El mejoramiento no se ejecuta

El adoquinado y las carreteras, dañados

En la mayoría de calles del Centro Histórico de Cuenca, el adoquín está en mal estado. Los hundimientos producen daños en los vehículos.

José Rey Samaniego da testimonio de eso. Su automóvil sufrió daños en los amortiguadores. “Los baches de la calle Mariscal Lamar afectaron a mi carro”.

El domingo pasado, Enma Molina se trasladaba por la calle Presidente Córdova, por las inmediaciones del mercado 10 de Agosto, y un bache de grandes proporciones la sorprendió. “Se golpeó el vehículo y minutos después se desinfló la llanta. Los adoquines estaban hundidos. El neumático se impactó contra el filo del hueco”.

Otro caso es el de la conductora Verónica Calvache, quien considera que el mal estado de las calles también genera embotellamientos. “Hay que manejar despacio para que el vehículo no se dañe. Por la lentitud también se producen los trancones”.

Según Jorge Ochoa, director municipal de Obras Públicas, en Cuenca se realiza el mantenimiento y el readoquinamiento de las calles céntricas. Este proceso se ejecuta hace dos años.

Ochoa reconoce que aún no se intervienen ciertas calles, porque es necesario asegurar el presupuesto. Además, dice que por decisión de la Comisión de Centro Histórico del Municipio no se puede reemplazar el adoquín.

Esta exigencia, señala Ochoa, genera retrasos en las obras de readoquinamiento y de mantenimiento. “Tenemos cinco proveedores que entregan hasta 5 000 adoquines al mes. Para intervenir una calle almacenamos adoquín durante un año”.

El estado de las vías de las parroquias rurales del cantón Cuenca es otro problema. En El Valle, la Municipalidad administra solo 30 km de carreteras, de los 100 que existen en esta jurisdicción.

Según el presidente de la junta parroquial, Gabriel Paute, de los 30 km, 12 están atendidos y en buenas condiciones. “Los 18 kilómetros restantes se encuentran en pésimo estado”.

Los mayores problemas se registran en las vías que unen a las comunidades de Tierras Coloradas y Baguanchi (1,5 kilómetros), Aguacate (1,2 kilómetros) y Poloma y Quillopungo (2 kilómetros).

Paute informa que, según el cronograma de trabajo, los 30 kilómetros debieron terminarse en marzo. “Eso no se ha cumplido y estamos a la espera de algún pronunciamiento del Municipio”.

Una realidad parecida es la de las vías de las parroquias lejanas de Cuenca, como Chaucha y Molleturo. Eso, según el presidente de la Asociación de Parroquias Rurales, Eloy Gutama.

“Hace cinco años, las autoridades ofrecieron mejorar las vías con doble tratamiento bituminoso (recubrimiento de la calzada), pero en algunos casos aún no se concreta, como en la Ricaurte-Ochoa León”, dice Gutama.

Ante esta situación, los vecinos organizan mingas para el mejoramiento. Esto es muy común en la parroquia Tarqui y en las comunas Corona de Oro y Bella Unión.

Las propuestas

Marcelo Cabrera. Candidato M. Igualdad

Ahora aplicaremos los estudios sobre riesgo

Durante cuatro años invertimos USD 2,3 millones. Lo que se plantea ahora es la aplicación de los estudios geológicos e hidrogeológicos en los planes parciales de urbanismo. También, en la ciudadela Los Trigales, Las Orquídeas y Patamarca se aplicará el estudio de manejo y estabilización del suelo.

Se seguirá apoyando las obras de la Unidad de Manejo de Desastres Naturales del cantón. Aplicaremos el estudio hidromorfológico de los ríos Yanuncay, Tomebamba y Cuenca. Con ello se determinarán las acciones de preservación.

María Augusta Cárdenas. Candidata por MITS

Es necesario otro plan para el uso del suelo

Es necesario planificar y no improvisar. Se deben establecer y elaborar mapas de riesgo de las zonas donde no se puede construir en el cantón. Debemos tener un plan de ordenamiento territorial que se acople a las nuevas necesidades de Cuenca. El plan que está en vigencia no se ajusta a la realidad.

El nuevo documento debe ser una herramienta técnica que sirva y que se actualice de forma continua. Mi propuesta es revisar el actual y que se establezcan programas en las zonas de riesgo, en donde no se puede edificar.

Alejandro Cordero. Candidato por PSP

7 pasos a desnivel son parte de la solución

Convertiré a la avenida 12 de Abril en una vía de doble sentido. Con esto ya se podrá reducir los problemas de tránsito en el Centro Histórico. También se crearán pasos a desnivel en las avenidas Solano, Ordóñez, Lasso y Gran Colombia.

La propuesta es crear siete de estos pasos en zonas de congestión identificadas. Además, debemos crear administraciones zonales para que los habitantes de las parroquias rurales no tengan la necesidad de llegar a la ciudad para cumplir sus trámites y así reducir el tránsito en la ciudad.

Paúl Granda. Candidato por M. País

Un tranvía ayudará a reducir la congestión

Es necesario implementar un sistema de transporte público más ecológico. Para el Centro Histórico planteamos un tranvía, que reduciría en 40% la circulación vehicular.

Eso será posible siempre y cuando las unidades que prestan el servicio en la actualidad se conecten con el tranvía, a través de terminales de transferencia en la periferia del Centro. También es necesario incentivar la utilización de medios alternativos como las bicicletas. Para ello se creará un sistema de ciclovías, que en la ciudad funciona bien.

- [Fuente Original]

Proponer tu RSS para Últimas Noticias



MARIJUANA DRUG TEST COCAINE DRUG TEST







Patrocinador







Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad
DRUG TEST




Patrocinador
MARIJUANA DRUG TEST COCAINE DRUG TEST




Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Doctortest US   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2012 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::