Test de drogas | At home drug test | Centro de Desintoxicación
buscar
Español flagInglés flag






rellotge



Hugo Yuccha: “no me asusta el volcán”

María del Pilar Torres. Estudiante Periodismo Multimedios USFQ

24 años de trabajo monitoreando un volcán activo, hacen de Hugo Yuccha un experto en el tema. Día a día, pasa a más de 4,555 metros de altura junto al cráter del Guagua Pichincha. Temprano en la mañana da una vuelta para escribir todo lo que el coloso muestra: las fumarolas, su altura, si han incrementado, el olor a azufre, entre otras anotaciones que ennegrecen su pequeño cuaderno blanco.

“Conozco el cráter como la palma de mi mano”, dice Hugo sonriente mientras su vecino, Alcides Bohórquez, dueño de una camioneta, lo confirma. “Es bastante sacrificado aquí” reconoce. Debe ayudar al Instituto Geofísico en todo lo que sus científicos necesiten. Muchas veces, los sismógrafos pueden fallar y necesita limpiar el hielo de los paneles solares para que carguen. Además, si ocurre algo extraño, debe dar un informe detallado al Geofísico y comunicarse inmediatamente con la Defensa Civil vía radio.

“Vayan para arriba, siempre con los 5 sentidos”, advierte Hugo a todos los que desean visitar el Complejo Volcánico Pichincha (enlace al hipertexto 1). Además, los turistas pueden quedarse a dormir en el refugio sin costo alguno.

Hugo hace turnos de 15 días de trabajo y 15 de descanso. Recuerda que al principio la jornada era de 8 días que pasaba con su esposa. Pero la llegada de su primer hijo cambió las cosas. Ahora pasa “con los visitantes”. Todos los domingos en la tarde baja a Lloa (enlace al hipertexto 2) a visitar a su familia que llega de Quito. Sus 4 hijos lo reciben con cariño y Hugo, como buen devoto de la Virgen de El Cinto (enlace al hipertexto 3), les da la bendición para que tengan una buena semana.

Cuando está en Lloa, Hugo se dedica a la agricultura. Siembra papas, habas y maíz. Ayuda a sus vecinos y a su padre porque “como ya es mayor no avanza”.

“Es un buen hombre” comenta Alcides. “Aquí todos nos conocemos” continúa, mirando a unos turistas. “Somos gente sana y buena. Aquí nadie le va a robar nada”. Tanto Hugo como Alcides conocen varias rutas para hacer caminatas (enlace al hipertexto 4). Se puede salir desde Lloa como de sus alrededores, incluyendo el refugio del Pichincha.

Guardián del cráter

Hugo trabaja para la Defensa Civil. Durante éste tiempo el volcán le ha dado muchas anécdotas (enlace al hipertexto 5) que contar. Varias veces, ha estado al filo de la muerte.

Cerca de la gruta de la Virgen del Cinto (enlace al hipertexto 3), al borde del cráter, se encuentran las lápidas de un técnico de la politécnica, Diego Viracucha, y de su primo (fotografía en la carpeta fotos-pichincha). El día del accidente, el técnico se encontraba estudiando el cráter pero la ceniza en el piso y la helada le jugaron una mala pasada. Resbaló 150 metros y se rompió el cráneo. Su primo llegó al rescate y se accidentó también. “Yo estaba de turno y me tocó ir a ver qué había pasado; ya no encontré las huellas” dice apenado.

“Las fumarolas suenan como olla de presión” dice con experiencia. Además agrega que los sismos preceden a las explosiones, pero que cesan cuando sale el vapor. “No me asusta el volcán” expresa Hugo. Ha vivido tantos años junto a él que ya es normal oírlo y sentirlo. El vivir junto a un volcán activo y, literalmente, rodeado de peligro hacen de Hugo el guardián de Quito y del Pichincha. Un hombre poco conocido pero siempre alerta.

Complejo Volcánico Pichincha

El Pichincha no sólo es compuesto de dos volcanes, sino un complejo de cinco de ellos: El Cinto, Rucu Pichincha, Guagua Pichincha, Toaza y Cristal. La última erupción del “hongo” que vimos claramente en Quito fue producto del volcán Cristal.

La estructura, química, historia y geología del complejo volcánico Pichincha (más detalles aquí en un documento de Power Point) ha cambiado mucho en el tiempo. Un domo tras otro se ha ido formando, destruyéndose con cada nueva erupción en el cráter del Guagua Pichincha.

Parroquia de Lloa.

Lloa, campo a las puertas de Quito

La Parroquia de Lloa fue fundada en el año 1861. Un pueblo pequeño pero grande en distracciones turísticas. Su gente es amable y respetuosa se funde con los hermosos paisajes, tierra fértil, aire limpio y la tranquilidad del contacto con la naturaleza. Actualmente cuenta con una población de 2.500 habitantes.

“Aquí debemos tratar bien al turista para que vuelva” dice Alcides. La población de Lloa está muy contenta con el turismo porque les ayuda en su economía y es una buena fuente de ingresos. Se puede hacer caminatas (ir al hipertexto 4) a la Cascada de las 7 Caras (enlace al hipertexto 6), a La Cueva de los “Coreuptos” o Cueva del Oro (enlace al hipertexto 7), al volcán Guagua Pichincha (enlace al hipertexto 8) y realizar la Travesía Lloa-Mindo todos los agostos. “Queremos vivir del turismo porque sábados y domingos es full Lloa”, señala con una sonrisa.

Cerca del parque central existen lugares para almorzar, unos más conocido que otros. Se sirven variedad de platillos, desde almuerzos completos hasta platos a la carta: hornado, choclos con queso, habas con queso, caldo de gallina, tortillas de papa, etc. Por lo general, comida típica ecuatoriana.

Alcides Bohórquez también es miembro del Centro Cultural Alegría Fonseca (foto en la carpeta fotos-centro cultural Alegría Fonseca). Se puede visitar este lugar y se encontrarán historias y leyendas sobre el pueblo y el volcán. Alegría Fonseca es una de las personalidades más importantes de Lloa de principios del siglo XX. Su casa, sede de este Centro Cultural, fue readquirida por sus descendientes quienes la donaron al Municipio del Distrito Metropolitano de Quito. El FONSAL se encargó de la restauración y cuenta con biblioteca y sala de reuniones.

¿Cómo llegar a Lloa?

Se debe dirigir al sur de la ciudad, tomando la avenida Mariscal Sucre hasta llegar al ingreso del barrio la Mena 2. Desde ahí son 9km a la población de Lloa. La vía es asfaltada y en buen estado. En vehiculo propio se llega en 20 minutos desde La Mena 2.

Gruta a la Virgen de El Cinto.

La Virgen de El Cinto

Frente al cráter del volcán Guagua Pichincha se encuentra la gruta de la Virgen del Cinto. Cada agosto tienen lugar las fiestas de la Virgen. Sin utilizar carros, los pobladores de Lloa suben a la gruta. Para ellos la altura no es problema. Sacan el cuadro de la Virgen, lo bajan al pueblo y rezan la novena. Después le festejan con bandas, baile y fuegos pirotécnicos. Es gente de mucha fe. Confía en los milagros de la Virgen del Cinto. Una vez terminada la fiesta, regresan el cuadro a su gruta en otra procesión.

Caminatas

Lloa es considerado un lugar turístico donde se pueden llevar a cabo caminatas guiadas por los majestuosos parajes naturales del Ecuador. Agencias como Lloa Extremo organizan excursiones con guías naturalistas certificados. Algunas visitas ofrecidas son: la Cascada de las 7 Caras (enlace al hipertexto 6), a La Cueva de los “Coreuptos” o Cueva del Oro (enlace al hipertexto 7), al volcán Guagua Pichincha (enlace al hipertexto 8) y realizar la Travesía Lloa-Mindo todos los agostos.

Anécdotas

“Una vez subí con mis dos perros y empezaron a ladrar”, cuenta. “Pensé que había un animal muerto”. Pero para ese momento Hugo ya había sentido los temblores. Salieron fumarolas y después la pequeña erupción de gas y ceniza que se elevó 1,000 o 2,000 metros. Tomó fotos de todo el evento.

“En la tarde, cuando viene la neblina, los gases del volcán se huelen hasta el refugio… pero no me molesta” ya que en el 90 y 92, Hugo durmió una semana seguida dentro del cráter.

En el año 92, bajaron dos técnicos de la Politécnica para estudiar el cráter. Pidieron a Hugo que les acompañe pero no quiso ya que días antes se había llevado un susto ahí. “Yo no bajo pero déjenme la radio para estar en contacto “, les dijo y cada media hora se comunicaban. Hugo decidió subir al cráter con un café cuando oyó un sonido. “Ya hubo una explosión”, pero no la veía. Al mediodía bajó la neblina y salió el vapor mezclado con ceniza. “Les llamé por la radio y ya no me contestaron nunca más”. La erupción les sorprendió dentro del cráter, los asfixió y rocas gigantes que cayeron les rompieron los huesos.

Hugo recuerda también una historia alegre, que a más de uno sacó una sonrisa. El director de la Defensa Civil de ese entonces, Coronel Emilio Suárez, fue con todo su séquito a observar el volcán. El helicóptero los dejó dentro del cráter y cuando quiso sacarlos, la neblina lo impidió. Tuvieron que salir caminando. ¡Las secretarias con tacones y el director con tanque de oxígeno! “Casi no llega el Coronel porque estaba recientemente hecho la operación de corazón abierto”, señala Hugo y él tuvo que subir cargando el tanque y alentando al Coronel.

Cascada de las Siete Caras.

La Cascada de las 7 Caras

Una vez en Lloa, se toma la vía secundaria que va a Palmira para llegar al río Blanco. La vía es lastrada. Después de 20km de viaje el vehículo se queda ahí y ¡empieza la caminata!

Se cruza el río Blanco e inmediatamente se toma un sendero. Son 45 minutos para llegar al cauce del río Cristal. Lo interesante durante el trayecto está en ver cómo la erupción de 1999 del Guagua Pichincha ha alterado el paisaje. Cuando se ha llegado al río, se debe subir por sus orillas e ir cruzándolo. Se debe estar preparado para mojarse. Lo mejor es llevar botas de caucho.

Son tres horas de caminata observando orquídeas y vegetación primaria para llegar a la cascada. Durante el camino también se observan pequeñas cascadas, pero la de las Siete Caras es la más grande. Ésta se encuentra un poco escondida, pero estar cerca de tanta energía por el caudal de agua es liberador. Se puede bañar en su base, pero hay que tener cuidado.

La Cueva de los “Coreuptos” o Cueva del Oro

Para llegar a la Cueva, se utiliza la vía que sube al refugio del Guagua Pichincha. Ahí se estaciona el carro y se toma un desvío al costado derecho descendiendo por una hora y media.

¡Hace mucho frío! Estamos en el páramo, así que se aconseja llevar ropa abrigada. El paisaje se torna majestuoso al ver al Guagua Pichincha y al Rucu Pichincha. Además, la interesante vegetación de páramo y las aves sobrevolando se complementan con la neblina para sentirnos a un paso del cielo.

Después se llega a un pequeño riachuelo que está escondido por el paisaje. Ahí se encuentra la Cueva de los Coreuptos y, además, una cascada. La leyenda dice que ahí había oro. Ahora no se lo encuentra, pero la caminata y los paisajes vistos valen la pena. Regresar es más difícil ya que es ascenso. Toma de dos horas y media a tres.

Volcán Guagua Pichincha

Para subir al volcán Guagua Pichincha, es mejor ir antes del medio día para que la neblina no cubra el paisaje. Son de 12 a 15km de Lloa al refugio, pero como el camino es de tierra y malo, es requerido un carro alto, con doble transmisión. La travesía dura 40 minutos.

Una vez ahí existen rutas para conocer mejor al volcán. Primero hay que superar la altura caminando hasta la gruta de la Virgen del Cinto, justo frente al cráter. Luego, un poco más arriba para ver una panorámica más grande del cráter y sus fumarolas. ¡Hemos llegado a 4,782 metros! Las manos, las orejas y la nariz se congelan, por lo que se debe ir bien abrigado.

Algunas caminatas duran unas 5 horas entre bajar y subir del cráter, 3 horas y media para subir al Ruco Pichincha y 6 horas y media desde el teleférico hasta el refugio. Se debe caminar suave por la altura; “el que tiene buen físico sale más rápido, el que no sale despacio” comenta Hugo.

- [Fuente Original]

Proponer tu RSS para Últimas Noticias



MARIJUANA DRUG TEST COCAINE DRUG TEST







Patrocinador







Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad
DRUG TEST




Patrocinador
MARIJUANA DRUG TEST COCAINE DRUG TEST




Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Doctortest US   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2012 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::