Test de drogas | At home drug test | Centro de Desintoxicación
buscar
Español flagInglés flag






rellotge



La vía a Checa tiene áreas críticas

Redacción Quito

Cuando intenta cruzar la carretera, Juan Bolaños vacila. Revive el día que un automóvil lo atropelló al salir de su trabajo en el sector de Aclla, en la vía El Quinche-Checa, al nororiente del área urbana de Quito.

“Este sector es peligroso porque el paso peatonal está despintado y no hay ninguna advertencia para que los autos reduzcan la velocidad”, dice el agricultor de 42 años. Sus ojos parpadean. Un tráiler pasa por el sitio a más de 100 km/hora y parece que todo se tambaleara por la fuerza del ventarrón que el vehículo pesado genera.

Arteria importante
El tramo
entre El Quinche y Checa es importante para el intercambio comercial. La ruta también tiene salida hacia Guayllabamba y Cayambe.
Los buses Reina de El Quinche, que van por esa vía, salen de Quito desde la estación de la Río Coca. El último turno de las unidades es a las 22:00.
Según los vecinos, el mantenimiento de la vía le corresponde al Municipio. Pero la Emmop deslinda responsabilidades.

Ese sector es un área poblada pero no hay rompevelocidades ni un semáforo intermitente que alerte a los conductores. A diario, los vecinos del sector se exponen. Jorge Bolaños, el hermano de Juan, recuerda que hace unos cuatro meses una mujer también fue atropellada.

En un recorrido se contabilizaron 15 vehículos pesados en menos de cuatro minutos. El mayor flujo es de camiones, volquetes y tráileres. Sin embargo, la vía, a lo largo de 8 km hasta El Quinche es peligrosa. Se trata de una arteria vial sinuosa y serpenteada, pero la señalización horizontal es escasa y casi invisible. El problema se agrava a escasos tres minutos de El Quinche, en dirección a Quito.

En el kilómetro 2, la pintura de la línea que divide y demarca los carriles de circulación está desgastada. “En las noches no hay iluminación en la vía, pero no tenemos referencias en la calzada y podemos chocarnos”, asegura Gonzalo Castro, chofer de la cooperativa de camionetas El Quinche.

El hombre, de 54 años, es un habitual usuario de la vía y conoce cuáles son los sectores peligrosos a lo largo del trayecto. Él identifica uno en particular. En el kilómetro 4 de esa ruta hay un descenso en el cual los autos adquieren velocidad. Pero súbitamente se encuentran con una especie de parterre central que acorta el espacio de los carriles.

“Cada semana hay un accidente de tránsito en la vía”, aseguraCarlos Cárdenas, de la compañía Señor de la Buena Esperanza, en Checa. El conductor agrega que alguna autoridad debiera decidir el retiro del parterre. Mientras tanto, el asfalto de la carretera está cuarteado y copado de parches, lo cual complica la circulación vehicular.

Para Castro, el parterre es un dolor de cabeza por el riesgo que corren los autos de un impacto contra el bloque de cemento abandonado. Según los vecinos de Checa, en ese sector se pensaba colocar una estación de pesaje de vehículos. Sin embargo, nunca se concretó ni operó.

El problema se agudiza porque no hay ninguna señalización que advierta del obstáculo que está en ese sector y los conductores deben frenar para evitar un choque. El parterre se ha desgastado con el tiempo y por los impactos de los autos.

El abandono, además, se refleja en el crecimiento de hierba y maleza en el parterre. Los vecinos de Checa coinciden en que esa área, de 2 metros de ancho, está abandonada hace más de 20 años. Todo en los alrededores está desolado. Solo hay terrenos baldíos.

Un kilómetros más adelante, en dirección a El Quinche, en el sector de la comuna Iguiñaro, el aspecto cambia. Se ven más viviendas y dos accesos viales.

Por uno de ellos camina María Chicaiza hasta salir a la carretera y tomar un bus hacia El Quinche. Allí estudia su hija Wendy, de 8 años. La mujer de 45 años está sentada en una especie de banca de tierra. Es la parada de bus. Pese a que intenta cubrirse del sol, no puede. El techo es de zinc y está roto.

La parada apenas se sostiene con dos palos. “La comunidad hizo esta parada improvisada porque el Municipio no se interesa en sitios alejados de la ciudad”, se queja Chicaiza, mientras hace señas con su mano para que una unidad se detenga.

Los buses pasan por allí cada 10 ó 15 minutos. Y los controladores registran su tiempo de recorrido en un viejo reloj instalado para el efecto. Pero en Iguiñaro tampoco hay pasos cebra ni rompevelocidades. Solo una señal vertical que indica la velocidad máxima permitida. ¿La respetan? No. Pues casi no se la ve. Solo son visibles otras advertencia de cruce de estudiantes.

“Deben colocar semáforos para que los conductores respeten las zonas pobladas”, dice Angélica Navarrete, de 15 años, quien se transporta diariamente en bus. En dos puntos poblados de la vía no hay señalización para prevenir los atropellos, como el de Bolaños, que lo dejó nervioso.

- [Fuente Original]

Proponer tu RSS para Últimas Noticias



MARIJUANA DRUG TEST COCAINE DRUG TEST







Patrocinador







Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad
DRUG TEST




Patrocinador
MARIJUANA DRUG TEST COCAINE DRUG TEST




Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Doctortest US   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2012 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::