buscar
Español flagInglés flag






Tiempo estimado de lectura 3:12 min. rellotge



Las danzas y coplas se tomaron Cayambe

Redacción Tulcán

Esperanza Farinango, indígena de Santa Rosa, no dejaba de danzar al son de los guitarristas que en círculo entonaban música autóctona. Juntos vamos a seguir hasta que yo me muera/ yo siempre te he de querer mi vida/… eran las coplas que Farinango entonaba.

Ella fue una de las indígenas que participó ayer con cantos, danzas, rituales por la fiesta de San Pedro en Cayambe, en el norte de Pichincha. El Diablo Huma, quien lucía una máscara roja, abrió paso a las mujeres danzantes y el campanillero anunciaba la toma simbólica de la plaza por parte de los participantes.

200 grupos en escena
Los indígenas
se toman la plaza simbólicamente en homenaje a San Pedro de Cayambe. Cada año participan danzantes de 200 comunidades.
En los últimos grupos de danzantes, los niños lucían agotados por el trayecto de ocho cuadras hasta llegar a la plaza central de Cayambe.
En cada comunidad seguirán los festejos del Inti Raymi. Cada fin de semana se realizarán danzas y se compartirá la comida tradicional, como tamales, arroz de cebada, chicha de jora…
A San Pedro de Cayambe se la conoce como una ciudad de fiestas largas. Los festejos se inician el 28 de abril en la parroquia Ayora y se extienden hasta noviembre con las octavas de Juan Montalvo (baile semanal).
Los indígenas
de Cayambe celebran el solsticio de verano. Es la iniciación del período de cosecha que se celebra con rituales y danzas en honor al dios Sol.

El Taqueador (quien luce un zamarro café y una pluma en el sombrero) daba la voz de mando y con coplas y canciones llegó al parque central. Niños, jóvenes y adultos se entusiasmaban con su presencia y la de Farinango.

Las coplas en las que evocaban al ser amado, a la fertilidad y agradecimiento a San Pedro fueron aplaudidas por los visitantes. “Me gusta el entusiasmo de las mujeres y su vestimenta”, dijo Lorena Almeida, quien llegó de Quito.

Rosa Calugullin, de 45 años, con entusiasmo también bailaba. Ella salió de la comunidad de Santa Rosa y participó en el ritual de la Rama de gallos . Es una ofrenda que antiguamente se entregaba a los patrones. Son 12 gallos que simbolizan los 12 meses.

Las aves son ofrendas que se dejan en el sitio sagrado de Puenteachil. Así se agradece a la Pacha Mama por la fertilidad de la tierra y al dios Sol. El ritual se cumple a la culminación de las danzas.

Cada año los indígenas se preparan para celebrar el 29 de junio en homenaje a los indígenas cayambes. “Eran los guerreros y luchadores que nos defendieron”, dijo el danzante José Ulcuango.

En otro lugar de la plaza, el guitarrista, Vinicio Pacheco, también acaparó la atención del público. Él danzó con su esposa y sus seis hijos y cantaron 30 coplas en círculo. Luego mitigaron el cansancio bebiendo agua.

Pacheco salió del sur de Cayambe y su vestimenta se caracterizaba por el zamarro negro (pantalón elaborado con piel de chivo). Los danzantes del norte vestían zamarros blancos y sus rostros estaban cubiertos por máscaras.

A medida que los grupos llegaban a la plaza los visitantes se contagiaban de su entusiasmo y bailaban junto con ellos y bebían el guarapo y el vino. “Viva Cayambe”, gritaban los danzantes.

Pasadas las 14:00 se dirigieron de la plaza a Puenteachil. Este era un lugar sagrado para los indígenas cayambes. Allí se concentraron y en medio de las danzas y coplas se eligió a la Ñusta (reina indígena) y a las virreinas. Se escogió a quienes más bailaron durante el desfile y la elección estuvo a cargo de las autoridades locales.

Esta fiesta tradicional de San Pedro y el Inti Raymi en Cayambe tiene sus reglas. En cada comunidad los líderes convocan a las personas para que alisten la vestimenta, los cánticos y los rituales simbólicos en la plaza. Pacheco expresó que es obligación danzar en la fiesta de San Pedro.

Quien no lo hace se somete a una multa de USD 20 que impone cada comunidad. “Los hijos y esposas deben participar”.

Así se pretende fortalecer esta celebración que cada año tiene personajes nuevos. El payaso, la música, los trajes son diferentes a los de años anteriores, dice Aníbal Puga. Los atuendos se compran con ocho meses de antelación y para la comida en las comunidades se siembra seis meses antes.

El caldo de gallina, cuy, papas, mellocos, tamales, cebada, chicha… son parte de los platos que se brinda a los danzantes como Farinango, quien lucía agotada.

- [Fuente Original]

Proponer tu RSS para Últimas Noticias










Patrocinador







Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2012 | Hosting Profesional por ::. isyourhost.com .::